Versión para imprimir

La Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria avaló la modificación a la Ley de Desarrollo Rural Sustentable (LDRS) para integrar al nopal como parte de la lista de cultivos estratégicos en México.

Los productos básicos y estratégicos son aquellos  alimentos  que  son  parte  de  la  dieta  de  la mayoría  de  la  población  en  general  o  diferenciada  por  regiones,  y  los  productos  agropecuarios cuyo  proceso  productivo  se  relaciona  con  segmentos  significativos  de  la  población  rural  u objetivos  estratégicos  nacionales.

La LDRS establece que el Estado debe tomar las medidas para procurar el abasto de alimentos y productos básicos y estratégicos a la población, promoviendo su acceso a los grupos sociales menos favorecidos y dando prioridad a la producción nacional.

Actualmente, la lista se compone de 12 productos: maíz, caña de azúcar, frijol, trigo, arroz, sorgo, café, huevo, leche, carne de bovinos, porcinos, aves, pescado y, ahora, nopal.

  • El nopal es uno de los cultivos más relevantes en México como alimento, por sus funciones ecológicas y aplicaciones medicinales e industriales y, desde luego, desde el punto de vista cultural e histórico.
  • En México se han reportado más de 100 especies de Opuntia (cultivadas y silvestres), género al que pertenece este cultivo (nopalitos, tuna, xoconostles), la mayoría de ellas endémicas y con una amplia distribución, encontrándose desde el nivel del mar hasta los 2700 m.s.n.m.
  • En 2020 se produjeron más de 860 mil toneladas de nopalitos, principalmente en Morelos y la Ciudad de México (Milpa Alta). 55 mil toneladas se exportan, principalmente a EE.UU.
  • En el caso de tuna y xoconostle, se producen más de 470 mil toneladas, principalmente en el Estado de México, Puebla y Zacatecas, y se exportan 17 mil toneladas.
  • Para la obtención de nuevas variedades vegetales, algunas instituciones mexicanas han realizado esfuerzos para aprovechar la diversidad de este cultivo, y los avances en el conocimiento de su genética, como la Universidad Autónoma Chapingo y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).
  • En 2006 fueron adoptadas a nivel internacional las Directrices para la ejecución del examen de la distinción, la homogeneidad y la estabilidad de variedades de nopal, tuna y xoconostles por parte de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), protocolo liderado por México, que reconoce 10 tonalidades de colores de fruto, entre otras características, para la identificación de variedades, y que constituye la base para el registro de variedades en el mundo, como es el caso de Israel (6) y EE.UU. (4).
  • En el caso de México, se tienen únicamente dos variedades protegidas, denominadas “Mango” y “Venustiana”, cuyo obtentor es la Universidad Autónoma Chapingo.
  • Sin embargo, las variedades tradicionales seleccionadas por los propios productores, han sido descritas y registradas en el Catálogo Nacional de Variedades Vegetales. Se tienen registradas 61 variedades de nopal-tuna y 30 de xoconostle, lo que permite darles certidumbre para evitar su apropiación ilegítima.
  • La Ley de Desarrollo Rural Sustentable establece acciones prioritarias de fomento a la producción para aquellos cultivos que considera básicos para la alimentación o por su relevancia para la población rural.

La aprobación por parte de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria de la Cámara de Diputados para reformar el Artículo 179 de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable con el fin de incorporar al nopal dentro del listado de alimentos básicos y estratégicos, implica la obligación del Estado para promover su producción y acceso, lo que puede brindar apoyos especiales que promuevan su conservación y evolución


Autor:

Enriqueta Molina M.

emolina@s-s.mx