Febrero 2023 | Versi贸n para imprimir

Entre los a帽os 2001 y 2021 el pa铆s registr贸 la deforestaci贸n de 208,850 hect谩reas, lo cual es preocupante si consideramos que los ecosistemas forestales son importantes pues, entre otros servicios ambientales, son el sustento de la biodiversidad terrestre, ayudan a la preservaci贸n del suelo y captan di贸xido de carbono. Esta 煤ltima funci贸n es clave para afrontar la actual crisis clim谩tica. 

El desarrollo de proyectos mineros, inmobiliarios, tur铆sticos, industriales, agropecuarios, entre otras actividades implica la tala de la vegetaci贸n de terrenos forestales, lo que se conoce como el 鈥渃ambio de uso de suelo en terrenos forestales鈥, y para ello se requiere la adopci贸n de medidas para prevenir, mitigar y/o compensar los impactos ambientales adversos. Por ejemplo, mediante la reforestaci贸n de superficies m谩s extensas en relaci贸n al 谩rea talada. 

Para disminuir los efectos ambientales adversos del cambio de uso de suelo en terrenos forestales, la normatividad forestal ha dise帽ado una serie de requisitos legales. Con base en la experiencia profesional de Santamarina + Steta en esta materia, nos permitimos hacer las siguientes recomendaciones: 

  1. El mejor impacto es el que no se causa. Al momento de considerar un inmueble para el desarrollo de un proyecto, se recomienda preferir un terreno ya talado, por ejemplo, 谩reas agropecuarias, urbanas o legalmente ya impactadas. 
  1. Todo terreno con vegetaci贸n nativa en buen estado de conservaci贸n es un terreno forestal. Existe la noci贸n equivocada de que solo los bosques templados son ecosistemas forestales. Este error pudiera llevar a realizar talas ilegales en selvas, humedales, zonas 谩ridas y semi谩ridas al suponer que estos ecosistemas no son forestales. La vegetaci贸n 谩rida y semi谩rida t铆pica del norte de M茅xico es quiz谩s la que m谩s sufre esta confusi贸n pues, al no estar conformada por 谩rboles, es com煤n que se tale sin las autorizaciones correspondientes. 
  1. El cambio de uso de suelo en terrenos forestales debe hacerse mediante dos autorizaciones. Quien pretenda talar un terreno forestal requiere tramitar y obtener una autorizaci贸n de impacto ambiental (AIA) y una autorizaci贸n de cambio de uso de suelo en terrenos forestales (ACUSTF). Hacer una tala con una sola autorizaci贸n o sin ninguna de ellas es ilegal. 
  1. Se debe cumplir con los t茅rminos y condiciones que imponen la AIA y la ACUSTF. Ambas autorizaciones imponen a su titular una serie de obligaciones que se deben cumplir, por ejemplo, realizar acciones de relocalizaci贸n de la fauna en el terreno, rescate de flora en alg煤n grado de protecci贸n o reforestaciones en otros terrenos.
  1. Los terrenos en donde inicia la regeneraci贸n de vegetaci贸n nativa tambi茅n son considerados terrenos forestales. En estos casos es recomendable que un perito forestal, debidamente inscrito en el Registro Forestal Nacional, determine si el terreno se considera forestal o no. 
  1. No es posible talar o podar manglares ni vegetaci贸n que se encuentre en una franja de 100 metros contiguos al manglar. Los manglares son una especie protegida, por lo que la autoridad ambiental tiene legalmente prohibido otorgar AIAs y ACUSTFs que permitan la tala o poda de los mismos.  Es posible generar estrategias t茅cnicas y jur铆dicas para que la autoridad reduzca la franja de los 100 metros contiguos al manglar y permita la tala de la vegetaci贸n.  
  1. Los propietarios de un terreno forestal incendiado o talado de forma ilegal no podr谩n obtener una ACUSTF en un plazo de 20 a帽os.  En la etapa preparatoria de un proyecto es recomendable verificar si en el predio donde se pretende desarrollar exist铆a o existe vegetaci贸n forestal y, en su caso, que dicha vegetaci贸n no haya sido afectada por un incendio o tala ilegal. 
  1. Las sanciones por talar sin una AIA y/o una ACUSTF o no cumplir con las obligaciones de estas autorizaciones pueden terminar con la viabilidad de un proyecto. Adem谩s de la posible responsabilidad ambiental, administrativa y penal para quien cometa una tala ilegal o incendio, dichas infracciones pudieran derivar en la obligaci贸n de reparar el da帽o ambiental causado. Esto implica la ejecuci贸n de todas las acciones necesarias para volver el terreno forestal a su estado previo al da帽o causado y cuantiosas medidas de reforestaci贸n. Adem谩s, como ya se se帽al贸, en los 20 a帽os siguientes a la infracci贸n no se podr谩 obtener una ACUSTF para el predio afectado.  

Una adecuada planeaci贸n legal y t茅cnica es clave para que el desarrollo de proyectos en terrenos forestales se lleve a cabo de forma sustentable, en pleno cumplimiento jur铆dico y ayudando a la preservaci贸n de estos ecosistemas.   

Vicente Grau

Socio

vgrau@s-s.mx

Heriberto Garza

Socio

hgarza@s-s.mx

Claudia Rodr铆guez

Socia

crodriguez@s-s.mx

David Gonz谩lez Vega

Asociado

david.gonzalez@s-s.mx