Sufre espacio aéreo costo de operar por consulta

Sufre espacio aéreo costo de operar por consulta

La nueva configuración pone en predicamentos innecesarios a pilotos y operadores.

La reconfiguración del espacio aéreo en el Valle de México para dar lugar a la operación del AIFA ha resultado en más problemas que soluciones y la nueva configuración pone en predicamentos innecesarios a pilotos y operadores aéreos, indicó Juan Carlos Machorro, socio en la firma Santamarina y Steta.

El socio a cargo del área Transaccional y experto en aeronáutica e infraestructura aeroportuaria, dijo que la reconfiguración resulta en rutas de aproximación más prolongadas, demoras, consumo de combustible excesivo y contaminación acústica. Y esto operando el AICM al 70 por ciento de la etapa prepandemia.

Machorro hizo una reseña de las medidas contraproducentes que han generado costos y riesgos para el sistema aeroportuario mexicano. Destacó que hace más de 30 años todos los estudios serios de factibilidad arrojaron que la única alternativa viable es Texcoco.

«Estamos padeciendo el resultado de actuar con base en una consulta sin rigor metodológico y sin sustento legal alguno. Por consulta y por decreto se canceló el proyecto de infraestructura aeroportuaria más importante del país y se inició la reconfiguración a marchas forzadas de una base militar.

«Por decreto se pretende la gestión de pasajeros a través del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y el AICM se encuentra desde hace años en terapia intensiva por una deteriorada salud operativa y financiera. Además, dijo que al cancelarse el proyecto de Texcoco, se mantiene vivo un aeropuerto que estaba destinado a cerrar definitivamente.

Ahora, el ingreso principal del AICM, el TUA, se transfiere totalmente para pagar los Bonos MexCat, emitidos para financiar el proyecto de Texcoco. «El mayor ingreso del AICM está condenado a pagar la deuda de un proyecto cancelado, inexistente durante las siguientes décadas», indicó.

Fuente: Reforma


Juan Carlos Machorro

Socio

jmachorro@s-s.mx

Operar en AIFA presiona costos de aerolíneas

Operar en AIFA presiona costos de aerolíneas

Pedir que empresas usen las dos terminales es falta de sensibilidad comercial, consideran los expertos.

El acuerdo con el gobierno federal y las aerolíneas, para realizar más de 100 operaciones diarias en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) a partir del próximo 15 de agosto va a incrementar los costos operativos de las aerolíneas, las cuales aún no se recuperan financieramente de la pandemia, alertaron expertos.

Para operar tanto en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) como en el AIFA, las empresas necesitan personal de tierra y aire en ambas terminales, y si tienen acuerdos de código compartido con aerolíneas extranjeras, se complica la conexión para vuelos que llegan a Ciudad de México, pero que van hacia otro destino, lo cual «es un desastre», dijo Juan Carlos Machorro, experto en aeronáutica e infraestructura aeroportuaria del despacho Santamarina y Steta.

«Las aerolíneas son un sector especialmente golpeado por la pandemia. No recibieron un solo centavo de apoyo del gobierno federal y ahora las están obligando a partir sus operaciones en el AICM y en el AIFA, lo cual es una falta de sensibilidad comercial para estas empresas, cuyos márgenes de utilidad son muy bajos», explicó el analista.

Machorro comentó que las aerolíneas operan desde una terminal específica por economías de escala y por las alianzas de código compartido para facilitar las conexiones de vuelos.

Al inicio de la pandemia de Covid-19, recordó, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (LATA) recomendó a los gobiernos suspender las inversiones en los diversos proyectos de nueva infraestructura aeroportuaria y destinar los recursos al apoyo de las líneas aéreas. “En México no se atendieron estas recomendaciones, erogándose recursos para la construcción del proyecto en Santa Lucía”, recalcó Machorro. “Ahora, por decreto, se pretende hacer la gestión de pasajeros a través del AIFA”, dijo.

El pasado 17 de marzo, Aeroméxico concluyó su proceso de reestructura financiera bajo el Capítulo 11.  En el primer trimestre del año, los ingresos de la aerolínea se ubicaron en 12 mil 902 millones de pesos, pero reportó una pérdida neta de 3 mil 94 millones.

Además, el costo promedio de la turbosina aumentó 66% durante ese lapso. Ahora, la aerolínea operará en la Terminal 2 del AICM, donde llegan los vuelos de su socio comercial Delta; en la Terminal 1, donde ocupó algunos horarios que dejó Interjet, y desde el AIFA a partir de octubre. 

Entre enero y marzo pasados las aerolíneas Volaris y Viva Aerobus reportaron pérdidas por 980 millones y 600 millones de pesos, respectivamente.

Pablo Casas Lías, director del Instituto Nacional de Investigaciones Jurídico Aeronáuticas, expuso que cuando se inaugura un aeropuerto, el proceso se hace en colaboración con las aerolíneas. “Hacen estudios de mercado para ver si les es redituable volar desde ahí, si les conviene o van a generar pérdidas, no por capricho”, explicó.

“Acá es al revés, casi les están pagando para que vuelen desde ahí (AIFA), con descuentos en la TUA (Tarifa de Uso de Aeropuerto), en el combustible y en servicios aeroportuarios”.

Fuente: El Universal


Juan Carlos Machorro

Socio

jmachorro@s-s.mx

El costo de operar por consulta y por decreto, de espaldas al pensamiento científico: Santamarina y Steta

El costo de operar por consulta y por decreto, de espaldas al pensamiento científico: Santamarina y Steta

  • El gobierno ha gastado cientos de miles de millones de pesos en tirar un aeropuerto y construir otro sin resolver el problema de fondo.
  • ¿Qué depara el futuro inmediato del sector aeroportuario en el Valle de México?

CDMX. 10 de mayo de 2022. Juan Carlos Machorro, socio a cargo del área Transaccional de la firma Santamarina y Steta y experto en aeronáutica e infraestructura aeroportuaria, hizo una reseña de las medidas contraproducentes que han generado costos y riesgos para el sistema aeroportuario mexicano. “Con la seguridad aeronáutica no se juega”, afirmó.

  • Hace más de 30 años todos los estudios serios de factibilidad han arrojado que la única alternativa viable es Texcoco. En palabras de MITRE, Texcoco «era el lugar ideal…, un sitio aeronáuticamente excelente«.
  • Estamos padeciendo el resultado de actuar con base en una consulta sin rigor metodológico y sin sustento legal alguno. Por consulta y por decreto se canceló el proyecto de infraestructura aeroportuaria más importante del país y se inició la reconfiguración a marchas forzadas de una base militar.
  • Al inicio del Covid-19, organismos internacionales recomendaron a los gobiernos de los países (i) suspender inversiones en proyectos de nueva infraestructura aeroportuaria, y (ii) destinar recursos al apoyo de las líneas aéreas.
  • En México no se atendieron estas recomendaciones erogándose recursos para la construcción del proyecto en Santa Lucía, sin existir apoyo gubernamental alguno a las aerolíneas.
  • Por decreto se pretende la gestión de pasajeros a través del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).
  • El AICM se encuentra desde hace años en terapia intensiva por una deteriorada salud operativa y financiera.
  • Al cancelarse el proyecto de Texcoco, se mantiene vivo un aeropuerto que estaba destinado a cerrar definitivamente.
  • El ingreso principal del AICM es TUA que representó el 65% de ingresos al cierre de 2021. La totalidad de la recaudación de TUA se transfiere para pagar los Bonos MexCat, emitidos para financiar el proyecto de Texcoco.
  • Puesto en contexto, el mayor ingreso del AICM está condenado a pagar la deuda de un proyecto cancelado, inexistente durante las siguientes décadas.
  • No existe a la fecha una certificación emitida por autoridad u organismo internacional en la materia que acredite contundentemente que AICM y AIFA pueden operar sin riesgo simultáneamente y a su máxima capacidad el espacio aéreo del Valle de México.
  • El propio MITRE confirmó en su momento: «La alternativa AICM-Santa Lucía es preocupante al requerir la creación de un espacio aéreo sumamente complejo…” “… lejos de satisfacer las necesidades de la CDMX por gran parte del presente siglo, se re-saturará en un brevísimo período…» “… nadie ha desarrollado el obligado estudio de espacio aéreo».
  • En lugar de reducir la saturación del AICM, esta se ha incrementado.
  • La reconfiguración del espacio aéreo en el Valle de México para dar lugar a la operación del AIFA ha resultado en más problemas que soluciones. La nueva configuración pone en predicamentos innecesarios a pilotos y operadores aéreos, resulta en rutas de aproximación más prolongadas, demoras, consumo de combustible excesivo y contaminación acústica. Y esto operando el AICM al 70% de le etapa pre-pandemia.
  • El panorama no es prometedor. Un aeropuerto moribundo (en términos operativos y financieros) coexistiendo con otro cuyas capacidades no representan una solución al problema.
  • El costo reputacional de cancelar Texcoco acompañará a esta administración el resto del sexenio y ad perpetuam. La pérdida de recursos económicos es enorme. El retraso en materia de conectividad se medirá en lustros o décadas. El daño está hecho. Nos queda exigir que la situación no trascienda a la esfera de seguridad operacional y esperar tiempos mejores. 

Oficina Ciudad de México

Tel. +52 55 5279 5400

Oficina Monterrey

Tel. +52 81 8133 6000

Oficina Querétaro

Tel. +52 442 290 0290

Estados Unidos elimina el mandato de cubrebocas en la industria aérea

Estados Unidos elimina el mandato de cubrebocas en la industria aérea

Versión para imprimir | Abril 2022

  • Desde el 18 de abril de 2022, el uso de mascarillas en vuelos domésticos y algunos vuelos internacionales desde y hacia EE.UU., así como en las terminales aeroportuarias, ya no es obligatorio.
  • En México, el uso de mascarillas a bordo en vuelos desde y hacia territorio nacional, así como en las terminales aeroportuarias, continúa siendo obligatorio, en seguimiento a los requerimientos de la Agencia Federal de Aviación Civil.

Leer nota completa aquí.

(más…)