Versión para imprimir | Agosto 2022

La transición del sector eléctrico arrancó de forma acelerada, acorralando a todas las sociedades con permisos de autoabasto en el país.

Aunque se tiene previsto que la figura de autoabasto eléctrico desaparezca de forma gradual, de acuerdo con la legislación vigente y con el último contrato otorgado hasta mayo de 2039, el Gobierno federal busca cancelar 110 permisos con más de 77 mil clientes para la compra-venta de energía, dando pie a una incertidumbre jurídica que augura cientos de litigios en el segundo semestre de 2022.

Y es que el polémico modelo de generación eléctrica aseguraba que un total de 468 sociedades privadas y públicas operaran sus propias plantas eléctricas en México y así no dependieran del suministro de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero sí de la red paraestatal. Sin embargo, con la entrada en vigor de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) y la creación del Mercado Eléctrico Mayorista, la modalidad de autoabasto quedó desierta y hoy son 347 permisos los que esperan que sus Contratos de Interconexión Legados caduquen.

Continúa leyendo el documento aquí.


Roberto Fernández del Valle

Socio

rfernandez@s-s.mx

Mariano Calderón

Socio

mcalderon@s-s.mx

Juan Carlos Machorro

Socio

jmachorro@s-s.mx